lunes, 24 de enero de 2011

Paidofilia en Navidad

Se arremanga el hábito.Reparte juguetes de esos niños que jugaron a abrir los envoltorios atrayentes que Papá Noel les trajo y que casi sin estrenar dejaron desterrados de su habitación hace un año. No puede abarcar el regalo que le ofrecen ellos: La montaña de ternura que desemboca en erección

Tumor accesible

Suplica que no cambiasen su personalidad;-"Por favor, dejen intacto mi sentido musical y mi sentido del humor.Mi desparpajo en los eventos y mi ternura con los niños. Mi manera de soñar y mis deseos". El Dr Carballeiro hizo un gesto.El anestesista asintió.El tumor era accesible.Esta vez harían de genio de lámpara maravillosa

Rituales para el Año Nuevo

En fín de año dicen que es bueno: limpiar los armarios y tirar lo que no usó en los 2 últimos años(que si no se tira lo viejo no cabe lo nuevo por llegar),que es bueno tirar calderilla (para que llegue dinero de verdad). Voy a derrochar sonrisas para atraer alegría el año nuevo a manos llenas y a mandíbula batiente.

Ser gafe

Su autoestima mejoró cuando le explicaron el tipo de trampas que le tendían para que su complejo de patoso fuera in crescendo como tenían pensado. Lo que se les averiaba lo guardaban y cuando él les visitaba se lo ofrecían como de funcionamiento normal.Así llegó a creer ser gafe.Hoy felizmente casado le hace bromas a su hijo mayor con la cadena de la bici

Mercado de ocasión

Como en tiempos de crisis no hay que desperdiciar nada puso en venta sus usadas prendas: los guiños del pupitre de la escuela, el rubor de la primera mirada a su escote y el aroma a sí misma tras su primera noche de amor .La puja fue tímida pero por el aroma se dispararon las pujas y los ceros se fueron encadenando hasta que recordó por megafonía que eran prendas usadas. El anciano de la última fila de asiento insistió: Aunque el aroma del frasquito de cristal tallado hubiera perdido intensidad, él podría reconocerlo porque los guiños del pupitre eran  los suyos

Desayuno con ego y cianuro

Cultivó un ego tan enorme que cuando creció ocupaba su espacio y mi sombra.Su mente se expandía a ritmo vertiginoso .Cavando la fosa de mi propia identidad decidí halagarle cada día un poco más mientras aliñaba su café con una gotita más de cianuro cada vez.

Reina del Pernod

Quería el protagonismo de su última y épica actuación.Con sus lagrimones de rimel corrido y obsceno pelaje.Con su roto en las medías y el hedor a Pernod, la reina del esperpento hacía una reverencia a media voz.Se bajó el telón y encendieron las luces.Nadie aplaudió

Pretérito imperfecto, futuro perfecto

Yo había amado su risa
Había reído sus chistes
Había sentido su tacto
Yo había llenado sus silencios
y había tocado su piel
El había sentido mi ausencia
Había olvidado mis carcajadas
Habia escuchado mi llanto
El había decidido diluirse
y no había entendido mi sed.
Yo decidíré seguir
Yo abrazaré el horizonte
Yo renunciaré a sueños rotos
Yo apostaré`por vivir