sábado, 21 de julio de 2012

Investigación y metodología.

Título: La mejor comunicación en un congreso enfermero.

Palabras clave: Comunicar, investigación enfermera
Tipo de comunicación: Oral, con soporte de Power-point o póster.


Introducción: Cuando se lleva a cabo el trabajo diario, con la complejidad y riqueza de implica el trato con seres humanos, es casi inevitable plantearse hipótesis, realizar acciones concretas y llegar a conclusiones.

Objetivo: Determinar hasta qué punto las actividades obtienen resultados. 

Metodología / Desarrollo conceptual: La investigación cualitativa utilizada en este caso no tienen ámbito de estudio. Podría ser en el ámbito rural, hospitalario, urbano, o en la consulta, o en box de UCI, o en un aula docente incluso.
El tipo de estudio cuantitativo puede ser descriptivo o experimental.

Las variables y los sujetos de estudio en la investigación cuantitativa habrán de definirse claramente para poder dar a conocer el grado de interrelación y lograr que los resultados avalen o no la hipótesis formulada. 

En el caso de ser cualitativa, no es necesario su formulación de variables, ya que describimos una situación de relación o analizamos una reacción.



Resultados
Cuando hemos hecho una investigación cualitativa podemos y debemos redactar esmeradamente qué hemos observado, si las acciones que hemos llevado a cabo son manifestadas en el receptor y de qué forma.

En la cuantitativa hemos de mostrar el tamaño de la muestra y la relación entre variables. Se suele acompañar de gráficos explicativos que, preferentemente, sean claros en su lectura visual.  

Conclusiones: En la cuantitativa, la forma en que se han relacionado las variables nos hace poder afirmar que andábamos acertados en la hipótesis, ya sea por resultados con significación estadística o simple tendencia, o que no hay nada en nuestro estudio que avale la hipótesis que habíamos planteado.

En la cualitiva, los propios resultados son el punto y final de la comunicación.

Bibliografía consultada. La que hemos leído antes de iniciar el trabajo de investigación, y durante el mismo. Porque en realidad, podemos estar pensando que tenemos una idea o duda original y motivadora, y sobre el tema haya más bibliografía que avala o anula nuestra inquietud de la que hemos podido imaginar jamás.

En este ejercicio de fantasía , como en un abstrat que llegó a mis manos, puedo afirmar que si me “ hubiera subido al teleférico,  a lo mejor se quedaba atorado a medio camino y así tenía algo interesante, o hubiera  rentado una bici y me dejaría ir de bajadita por todo Montjuich hasta donde se acabe.

Ruego tengan a bien considerar esto como lo que es, un texto lúdico. Cuando lo he revisado para añadir otras imágenes, no me ha parecido tan jocoso como era la idea primitiva, pero ahí queda. Tal vez es que no encontré la forma de escapar de mi esquema mental de lo que he interiorizado como la única forma de hacer una comunicación investigadora.  

2 comentarios:

  1. Es interesante el trabajo en cuestión, aunque discreparía en alguna de sus conclusiones y pondría en duda la metodología en el desarrollo de los estudios en cuestión. Nada más lejos de mi intención, que efectuar una crítica negativa de tan ardua labor, simplemente recomendaría volver a efectuar el trabajo, como medida de higiene, y para un posterior acto de presentación ante la tesorería de una buena factura por estudios y desarrollos en el campo coloquial de la labor humana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer, La única buena excusa para investigar es el ser humano. Todos los trabajos hechos para aumentar el ego, el currículum o la carrera profesional está destinados al fracaso. aunque sean becados o premiados-

      Un abrazo coloquial y virtual( empíricamente y a nivel de hipótesis)

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.