miércoles, 21 de agosto de 2013

Preludio musical

Imagen de Internet

En la noche los auriculares entretenían la espera. 

Esa buena música entre colores y sábanas de lunares desprendidos. 

Ese trémulo sonido, de unas cuerdas de guitarra entre recuerdos de tu cara. 

Esa atónita vibración de resonancia, de un revoloteo de melodía y azabache de tu pelo. 

Esa promesa a fiesta para los sentidos, esperando en su trinchera, ver entrar tu primavera.






10 comentarios:

  1. Con los acordes de las seis cuerdas, sonando con alegría, la espera ya no es espera es saborear el futuro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual sonaba música. Tal vez como preludio de formas cual corales u hojas. Como formas de la naturaleza, tan gaudianas ellas.

      Un abrazo. Coralino

      Eliminar
  2. Y la voz en la tinta puede tejer un deseo que en la realidad se trueca en volutas de suspiros que revolotean en el aire de la mirada de quien lee.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la primavera llegaba con aroma de compás de algún bolero, dinamitando el aire de los preciados sueños.

      Eliminar
  3. Bello preludio de lo que vendrá

    Beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez vendrá la primavera, y tal vez no. Lo imaginé como promesa.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  4. Los sentidos se frotan las manos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Especialmente el oído, de momento. ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. En la noche los auriculares entretenían la espera.

    Música de colores que llega al alma, entre versos y sonidos acariciadores expresados entre sílabas, en una fiesta de los sentidos que nos llegan.

    Preciosa sinfonía musical, para deleitarnos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Los auriculares como música preludiando, quién si sabe si un deseo, un recuerdo o una espera sin más.

      Un abrazo.

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.