domingo, 25 de noviembre de 2012

Diábolo en tiempo presente.




   Hoy,  con   la  luna   por    testigo.
  
  Hoy sin premoniciones.
  
    Hoy conmigo.

    Hoy.
  
  Hoy,… sin ti.
           
      Hoy cual mantra expansivo.
                           
                           Hoy sin  mañana, ni   ayer, ni...   fin.                     


8 comentarios:

  1. ¿Un hoy que parece infinito?.
    Sólo hay que esperar la llegada del nuevo día, la aparición del sol.
    1 beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hoy como reloj de arena roto. Sí, era la idea.
      El ayer ya pasó, el mañana no nació, pues no sé para qué darle vueltas. Hoy. Sólo hoy.

      Un abrazo fuerte, del ahora y que nos dure mucho.

      Eliminar
  2. El hoy que no se plantea un mañana, el hoy que se olvida del ayer, el hoy disfrutado hasta el último segundo de su vida, el hoy que recoge todos los granos de arena para seguir siendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese instante, mínúsculo, inasible, escurridizo y a la vez irrepetible.

      Recoger los granos arena, pasarla un el cedazo de luz y reciclar cada mañana, sobre un cristal limpio de una ilusión de estreno.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hoy.
    Carpe Diem.
    Y que de cada segundo podamos aprovechar su luz.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la vida es demasiado bella. Intensa. Plena y finita.

      Es el canto al carpe diem consciente. Sin más. Gracias por tu visita, siempre amable.

      Un abrazo virgi.

      Eliminar
  4. Hoy es hoy. Y cuando leas esto será hoy para ti, y para mi. Y cuando alguien lo lea será hoy para el, para ti y para mi. Y seguiremos siendo hoy aunque no lo sepamos y tal vez no lo queramos. Y buscaremos donde encontrarnos en un hoy que solemos perder. O tal vez los perdidos seamos nosotros. No se, te leo y quiero buscarme en el hoy. Tal vez esté perdido.
    Besos de hoy para tu futuro hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hoy lo acabamos de tejer en este instante...hoy.
      El hoy no pierda, siempre gana, el brote de la palabra hola, el signo de estamos vivos. El gran triunfo sobre la muerte.

      El hoy. Mi abrazo de hoy, para el hoy de mañana, y de pasado mañana...
      Hoy, mi abrazo viaja en esta pantalla hasta la tuya, en la virtual realidad de este instante.

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.