domingo, 2 de diciembre de 2012

Apagando luces en el proscenio del teatro


Tomado de Google

Acabada la función, era hora de volver a casa. 

Recogió esmeradamente los artilugios teatrales, atesorando renglones intensos, únicos, maravillosos.

Ahora guardaba oraciones noveladas imposibles, zahería adverbios, nudos tramados entrecortadamente…Mientras veía bajar el telón.




4 comentarios:

  1. Guardando entre su tela, todas las palabras declamadas, con la brillantez que el autor imaginó.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura. El juego, por supuesto...va mucho más allá. De una simpleza que tú, como transeúnte, sin duda lees sin dificultad.

      Un abrazo. Y gracias por tu lectura

      Eliminar
  2. Interpretar es algo más que eso. Al leer hacemos algo más que interpretar lo que el autor nos quiere transmitir. Pasamos a vivir lo que sin duda el autor a vivido de alguna manera, aunque solo sea en el pensamiento. Al interpretar llenamos nuestra vida de muchas otras, esas vidas regaladas por alguien que nos las quiso transmitir. El como interpretemos no importa, la misión ha sido cumplida.
    besos como telón de fondo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por interpretar ese telón que baja, esa obra que se acaba. esa puesta en escena que apaga las candilejas al salir del foro. Si hoy en día hubiera ese sistema de alumbrado, claro.

      Un abrazo, nada teatral, virtual, eso sí, porque no hay de otra!!

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.