jueves, 17 de enero de 2013

Geometría.

Gentileza de laska



Sólo durante el invierno, ante el calor que le resguarda del frío de las aceras heladas, se permitía sonreír de forma cóncava. Sin saberlo, iba en busca de un beso perfecto.

Aunque ni él era consciente, esperaba encontrar unos labios convexos. Esos que permitieran que la geometría triunfara sobre la sinrazón que el corazón conoce. Porque la razón había sido embaucada por la lógica, en cada grado del ángulo de aquel triángulo equilátero. 

6 comentarios:

  1. Vaya albadazo2. Si hubiese clases para aprender a leer (a escribir no hace falta, ya estás tú) este debería ser un texto obligado. Ójala lo pudiera disfrutar el mundo entero.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amando por esa lectura tan bella.
      Creo que a veces en las comisuras de la boca, las sonrisas buscan besos perfectos de comunicación. Aún sin contacto alguno.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La geometría de unos labios pintando besos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema de la geometría, mi gran asignatura pendiente, me va gustando como herrramienta narrativa.
      Fíjate qué cosas. Ando experimentando y me encantará saber tu opinión.

      Una abrazo.

      Eliminar
  3. Me atraen las geometrías de nuestro mundo, pero si se trata de besos ...admiro esta creación tuya en la que has llevado la creatividad de las formas hasta el límite.

    Un experimento muy lúcido, Albada.
    Un beso cuadrado. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las geometrías son buscadas de forma casi instintiva.

      Me alegra te haya gustado el juego. Seguiré jugando.

      Un abrazo piramidal.

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.