viernes, 8 de febrero de 2013

Tributo de mar para Manuela



Me ha despertado una luz con un punto más de claridad meridiana. Entre un naranja encendido y un azul en retirada.

Me pregunto si es Manuela, que llega como un aire de aleteo de mariposas, para alegrar el corazón de mil colores. Y me dispongo a preparar una canastilla que la acoja entre terciopelos lejanos de un rosa claro y lunar.

El mar, Manuela, fluye entre los continentes, se relame entre las playas y los acantilados, y lleva en su fragancia olores de meseta castellana o de costa catalana hasta Ipanema.

El mar, niña Manuela, lo he cocinado para ti con flores de azahar y cachaca, para hacer de esa poción dulce y afrutada, una canción de cuna para las noches sin luna, cuando el hambre o el pesar te hagan llorar. Te mecerá entre los brazos de un mar siempre en la puerta, pero siempre en el horizonte.

Ese que recorrerás tras un dedo de tu padre, ante un dibujo que te lleve a las raíces del profundo amor sin embajadas.

Ese que a él le ha trastocado al verte y poderte saludar, elevándote como ofrenda a la vida. Y a la mar.

14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias.
      Pensaba
      Recoger
      En
      Cinco
      Instantes
      Otros
      Sabores
      A mar sin saudade alguna.

      Pero salió de la nada, iluminando en verdad mi viernes de un arcoiris en la pluma, que cabalgaba al son de la pequeña Manuela.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Disculpa, Albada2, por el tachón anterior, el comentario era mío, es que me equivoqué al escribirlo y por eso quise volverlo a escribir bien.

    Qué delicia de imagen, esas olas que se van acercando y después las ves alejar, si parece que están vivas, así es como siento el mar, con vida, con fuerza en su inmensidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mar tiene el rimo de la vida, es el respira de la tierra. Por eso nos acuna, nos relaja. Y como tal, parece que se enfada, o se fatiga, como un reflejo de nuestra propia respiración.

      Gracias. Un abrazo, mecido e pleamar.

      Eliminar
  3. Dentro de meu pouco conhecimento da Lingua Espanhola, pude compreender perfeitamente a precisiodade de suas palavras... Muito obrigada pela sensibilidade e delicadeza. Essas palavras ficarão guardadas em meu coração e guiarão a nossa pequena por toda a sua vida. Obrigada pelo regalo e um beijo em seu coração!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras nacieron así, para vuestra Manuela. Ella es el gran regalo que hoy la vida me trajo, pensar en ella echando a vivir entre brazos amorosos que la esperan cargados de amor y arrullos.

      Te deseo que el parto sean los cinco minutos más bellos y dulces que tatúan la piel. Quedando inscritos para siempre, de la mano de ese hombre que te a.

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  4. Cuando sea mayor, Manuela recordará a esa mujer que le cocinó un mar con flores de azahar y cachaca.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la cachaca la usé como imagen, que el alcohol que lleva estaría fuera de lugar.
      No sé si alguna vez cuando sea una mujer, lea mi regalo. Por si es que sí, será bello saber que alguien, desde la distancia, te mandó un abrazo sincero en una canción de cuna.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Con esos biberones de prosa poética que le prepara tita Albada, Manuela va a ser una niña plena de sensibilidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Macondo. Espero que Manuela siga el hálito que sus padres en primer lugar la entregarán siempre.
      Pero mi aliño, pequeño, quiero que la rrope cuando se sienta a disgusto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Muy hermoso,una canción de cuna para las noches sin luna, gracias estimada amiga por tu visita, un placer leerte, un abrazo.J.R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida, cuando eclosiona, ignora que habrá ratos de sol y tiempos de luna nueva. Las canciones de cuna, las nanas, si te fijas, son como mantras, un ritmo cercano al mar.

      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Que bonito regalo le has hecho.
    Debe estar encantada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Toro. Disfruté dejando ir mi pluma por el espacio. Debe ser señal de buenos augurios.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.