domingo, 18 de agosto de 2013

Hatillo lunar



Recoge de mi fuente tu sed, 
y del paisaje de arena mi fe.

Haz de mi rincón un hatillo, 
donde desatar  tus entresijos, 

Y regresa otro día al lugar 
donde nos gustó empezar, 

Caminos de miel y azahar,
sombras de luna mirando un mar. 

6 comentarios:

  1. Caminos dulces, paisajes de luz, rincones del alma, un bonito paseo en el recorrido de tus letras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los caminos, que a veces se abren a su propio ritmo, con su propio destino, con laberintos ocultos...caminos vivos

      Gracias por tu generosa lectura. Un abrazo.

      Eliminar
  2. El regusto naif de estos versos me arratra a aquel lugar donde a todos nos gustó empezar.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era la intención.
      Esas rimas planas, de los pocos años y rizos entre pecas.

      Entre savias de poca edad y sueños por empezar a dibujar, en esa caligrafía adolescente de un bolígrafo Bic de punta fina.
      Para cada cosa hay una edad, y la poesía para todas ellas. Seguramente...

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Estoy leyendo estas bellas líneas y hacen que el amanecer tenga un sentido más profundo, muy bello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lee silabeando
      que las letras, sin pasado,
      devienen olas de mar,
      caracolas en el pelo
      ...o un jardín por habitar

      Gracias. Un brazo fuerte

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.