jueves, 12 de septiembre de 2013

Las solapas para vivir.

Steve Hanks

Algunas veces la vida se instala en la esquinita superior de la solapa.

Levanta la tela, dando abrigo al cuello, cuando hace frío, protegiéndolo  del viento.

Fantasea entre el cabello con posibles recovecos de un corazón aterido y

resguarda, con rescoldos, la chimenea de las mejores brasas para calentar el alma.

Estremece con su canto a los búhos y a las ranas de los estanques, consiguiendo…

dormir a los fantasmas de los oscuros callejones de las noches sin luz ni luna.

Cuando te topas con esa brisa de mar sin olas, sólo hay que dejar que asome

entre la lluvia de espliego y ginesta, para sentirnos afortunadamente vivos.

Por tenerla. Por sentirla. Por  estar inmersos en el fragor a vida por abrir que nos abraza.


20 comentarios:

  1. Bellísimo texto, Albada.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara. Las sensaciones, que nos agarran cuando el calor del verano quiere irse en retirada, y hay alguien, o algo que te hace sentir en la calidez de sentirte vivo.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. A veces la vida nos sorprende con un texto que invita a sentir, y hacernos ver que vivir es maravilloso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces la vida, nos depara quien nos levanta las solapas de una gabardina que nos hace sentir gozosamente vivos y abrigados en el alma.

      Un beso, Alfred.

      Eliminar
  3. Me encanta que la vida se instale en nuestra solapa, y que la levantemos de vez en cuando para airearla, para sentirnos abrigados, para estremecernos por el simple hecho de estar vivos.

    Jó, me gusta mucho este texto tan cargado de vida.
    Un abrazo Albada y feliz regreso al mes de setiembre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracais Laura.
      Ese calorcillo que nos alimenta el alma. Era un canto a la amistad, ya ves, en ese gesto inocente de la alegría de vivir.

      A por un Septiembre gozoso de quehaceres amables. Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Qué maravilla de relato! Me ha encantado tu canto descriptivo tan poético a la vida.
    Feliz domingo y feliz semana con esa vida adosada a la solapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que la vida asoma siempre!.
      Gracias por la lectura,y a llevar el guiño de un sol pequeño pegado en la solapa, para que no falte nunca la frescura de sentirse golosamente vivo.

      Feliz semana. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Estar vivo es el premio.
    No deberíamos olvidarlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. La vida es beber de ella por cada instante vivido, es abrir la ventana y saborear la luz, es ver el amanecer, es sentir la oscuridad de la noche, es abrigarnos del calor de las personas que amamos, es soñar, es sentir la cosquilla en los pies, es ver llover desde nuestros ojos, es sentir los latidos de nuestro corazón que quieren decir que tenemos vida y sentimos, la vida es un sin parar.

    Precioso tu micro, Albada, siempre es un placer estar en tu rincón.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese corazón que late, al ladito de la solapa que sigue ahí. Porque sigue, haciendo, como bien dices, cosquillas en los pies y en las mejillas.
      La vida no sé si es un sin parar. Sé que es un estar.

      Gracias por leer, gracias por estar...también en este rincón

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  7. Vaya, llevo camiseta, sin solapas. Así me va, supongo.
    Abrazos, compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero cuentas con las mías, con las de todos los que hallamos en ti los instantes que nos recuerdan que estamos estando. Que somos. Que estamos vivos.

      Un abrazo, compañero. Acompañando los compases.

      Eliminar
  8. Muy bello texto Albada, lleno de sugerencias y de motivaciones para seguir viviendo, tan necesarias en estos tiempos que corren. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francisco, por leer entre mis líneas lo que al final hace que el corazón esté latiendo.

      Un fuerte abrazo, desde este lado de la solapa.

      Eliminar
  9. Desearte un feliz fin de semana, hoy que llego a tiempo para saludarte, aunque no hayas publicado nada.

    Mil gracias por tus bellísimos comentarios, es un lujo tenerte cerca.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuchas gracias. Ha sido un buen fin de semana.
      Hoy empieza el otoño, de aquí a poco rato, y espero que con él, se repoden los colores y sigan las solapas de la amistad alimentando los cuellos de suaves brisas para el alma.

      Semana perfecta para ti, María. Un beso.

      Eliminar
  10. Hola Albada, precioso texto lleno de imágenes totalmente ilustrativas, poéticas y visuales.
    Un placer que estemos ya en contacto acosándonos en la "vida de narradores".
    Un abrazo.
    Precioso texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de saludarte, en este espacio que reúne a los locos de los lápices sin títulos y con borrador en el otro extremo de la punta.

      Gracias por tu lectura. Nos leemos.
      Un saludo desde este lado de la blanca pantalla cargada de letras por dibujar.

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.