viernes, 18 de octubre de 2013

Artista al sol




Con lija, barniz, constancia  y purpurina

ennoblece lo antiguo hasta embellecerlo

Caza la luz. Pegándola en cartulinas.

Deserciones, trazos, polvo, aderezos…

hasta encender la luz en las retinas


Como un radar infantil, de sol henchido

rastrea la belleza, por las esquinas.

Color o silencios rotos, de gas herido,

colecciona en cajas, que rotula encima,

esos pasos dados que marcan la vida.


En la cumbre de Maslow, cual mariposa

Adormece a la luna, si se le antoja.

8 comentarios:

  1. Con paciencia, con mucha paciencia, dedicando todo el tiempo posible, el de cada uno y el de todos, ese tiempo necesario para atrapar el rayo de sol qué ilumine el amanecer de una noche hermosa, despidiéndola con toda la magia de un nuevo día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hermosura se ha de buscar hasta bajo las piedras. Lunares si es menester.

      Un abrazo, Alfred.

      Eliminar
  2. Cada vez estamos más abajo en la pirámide de Maslow.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La base son de supervivencia. A ella nos abocan, y tan anchos y panchos. Si respiramos y producimos...ya vale.
      Un beso, Toro. Me voy a hacer opositora a orate. Lo sepas.

      Eliminar
  3. La de orate la aprobé.
    El número 1 de la oposición.

    Y tan pancho...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy en el temario, pero le pongo empeño.

      Y tan feliz. Un beso, Toro, que apruebo ya mismito.

      Eliminar
  4. Qué bonita la imagen de la cumbre de Maslow con la luna en su cima.Poder subir arriba y encima poder adormecerla. Todo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decía con Toro, que esa pirámide, como ejemplo de las necesidades básicas hasta las más excelsas, quizá sigue un camino que uno duda a cierta edad, dando la vuelta a los conceptos, hasta querer ser un orate por llegar a la cumbre prescindiendo de etapas previas, que ya superamos en su momento.

      Cerca de la luna, bajo su embrujo, se estremece en el lápiz, cualquier dibujo. Un abrazo.

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.