domingo, 20 de octubre de 2013

Blanco de mil matices

Gentileza de arcoinri

Blanca como la luna, yo escalo la piel de escarcha, de tu cintura

Blanco el papel que espera la tinta verde de sangre, de tus locuras.

Blanco el diente, blanco el colmillo, que jalona en rojo tus mordeduras.

Blanca la cima, de nieve aupada, que te mira tan chico desde su altura.

Blanca la verja por repintar, decapada de azules rastros de tu cordura.


Blanco te quiero, niño. Alma blanca tu grafito, con mil tonos de blancura.

8 comentarios:

  1. ¡Bravo!!!, plas, plas, plas.... mis aplausos por estos versos que empiezan por "Blanco" y tiñen de colores cada imagen que recreas.

    Me han encantado, suenan musicales y merecen una pequeña partitura....
    Besos Albada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los blancos acaban siendo las notas musicales de adorno. Producen partituras embellecidas sin más. Y la verdad, el ritmo salía de una melodía en blanco.

      Un beso, Laura

      Eliminar
  2. Bonito poema.
    Me define por contraposición.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Me define a mí también por contraportada.

      Un beso.

      Eliminar
  3. Verde que te quiero verde.
    Verde viento. Verdes ramas.
    Blanco que te quiero blanco,
    en un poema de ALBAda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura..
      Estamos estando
      En verde sobre blanco
      En la escritura.

      Un abrazo, Macondo.

      Eliminar
  4. Negras letras sobre blancas hojas, negra noche bajo luna blanca, negras sombras de blancos humanos, cuyos negros pensamientos no siempre se plasman en una diana blanquinegra.
    Un beso blanco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blanco sobre negro, damero humilde
      Se nos come las ganas de ser felices.
      Por eso la blancura de las palomas
      nos recuerda a la infancia desde la aurora.

      Un beso blanco como la nieve.

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.