lunes, 14 de octubre de 2013

Paren el mundo, que el amor existe


Hoy la prensa habló de una unión sin fisuras, deteniendo las rotativas. El New York Time hizo un formato de bolsillo, para llevarlo cerca del corazón, recordando que entre tantas noticias de muerte y tragedia, hay buenas nuevas que claman a la alegría.
Las bodegas del Penedés se enteraron, y entre los mejores bruts nature se disputaban el honor de ser servidos para un brindis especial, que siendo de burbujas minúsculas, de ese color levemente dorado, dejaran en la copa un suave reflejo rosado.
Los fuets de Vic más excelentes se apuntaron a solicitar estar en las mesas del aperitivo.
Las gambas de Palamós discutían por dejarse pescar gustosa para festejar a la honradez,  en una plancha de barbacoa el aire libre.
Y hasta un bomba de chocolate Ferrero quiso que no se olvidaran de ella, que guardó un alarde de ternura, que ambos pudieran descubrir al romper la esfera,  para dar con su sabor un punto de postre a esa comida de estreno.
Se estrenaba el renacimiento del amor. Dejando atrás modas y teorías de caducidad. Dando portazo a estudios de inmediatez del siglo siglo XX y rechazo de compromiso. Tirando por el suelo todas las publicaciones sobre el amor como moneda en desuso, porque Jordi y Olalla apostaban al 2, haciendo saltar la banca.  
Hagan juego señores…Las mejores noticias parecen parar el mundo para celebrar la vida.
Como en efecto, el mundo se paró por ver su amor, clamando ser portada de una especial edición.



6 comentarios:

  1. Que les vaya muy, muy, muy biennnnnnnnnnnn

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que apostaron fuerte y apostaron bien.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Por suerte hay cosas que no caducan, el amor es eterno, y desde que el mundo es mundo, le hace avanzar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El concepto de amor es eterno. Yo no lo pongo en duda y me entusiasma verlo vibrar.

      Un beso, Alfred

      Eliminar
  3. Hacen bien, exista o no exista el amor, hay que transitarlo. Desafiar siempre al imposible, pelear sin que importe el resultado.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si no existe en su concepción nominal, la vibración sí se produce igualmente, causando fotones cargados de energía.

      Abrazos, Amando. Siempre.

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.