viernes, 27 de diciembre de 2013

Colmena por Navidad


Como en panal de hexágonos que encajan, las caras de la gente se van añadiéndose  al centro de los afectos.

El espíritu de la colmena viene de lejos. No tiene prisa, ni se exhibe como gala. No tiene fecha de vigencia, ni acotación de  caducidad.

Que unos lazos de sangre se unan o se acoplen, enriquece la miel dulce que acaba por devenir de una paciente labor. Pero une la ternura de los actos, no el azar de la genética cautiva.

La colmena deslumbra en estas fechas. En pequeños gestos y mínimos detalles, mostrando el esplendor de la fe en cada uno. La fe en la aportación de cada quien, es lo que sustenta que todo se aúne.  Sin estridencias. Bajo un manto de ternura que jamás pesa, ni se agota. Ni se entromete o juzga, porque la fe y la ternura se limitan a ser. Sin adjetivos ni condiciones.

En un sofá discreto, esperan pequeños regalos con frases evocadoras, para cada uno. En realidad, son más de treinta las personas que sujetan la estructura donde sentarse a descansar. De edades dispares, de gustos antagónicos, de paladares varios, y destinos variopintos.

Juntos, revueltos, mezclados, reeditados, buscados con esmero, los pequeños paquetes arrinconan, alegres, los egos particulares. Que ocupan poco en la colmena.

Hasta en la cena, desde los aperitivos, de magia y sabores disfrazados, no importan la vajilla, o los manteles, o la cristalería, porque se rodea de abrazos y de besos que se suceden. Llenando los estómagos de las almas, de alimentos intangibles que  digerir durante todo el año.

La complicidad entre tanta gente queda sobrevolando con olor a Navidad. Sin reencuentros, porque no hay pérdidas, sino vidas latiendo. Cada una en su lugar, para encajar como pieza de puzzle en ese panal adaptable, en forma de puerto, con espíritu de cala, resguardándonos a todos, de cualquier tempestad.

Seguimos en ese olor que perdura, hasta el siguiente encuentro, en cualquier día que queramos vestirnos de panal, con sabor a "san queremos", por sentir la navidad.

Esta colmena republicana tiene mil reinas: cada persona lo es, dando lugar a que todas las demás se unan, por un objetivo común.

Se acabó la Navidad.  ¿De verdad?

Nosotros, los sabios necios, sabemos que no. Cada día es Navidad en el corazón del que siente, día a día, el poder de la complicidad en la ternura. 

Sin almanaques que valgan…Viva la Navidad de cada día, la de la cotidianidad!




19 comentarios:

  1. Que el cambio de color en las cimas de las montañas y la sustitución del pavo por el gazpacho no implique la vuelta del cada uno a lo suyo. Feliz Navidad también en Agosto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, que sin ningún afán consumista, durase todo el año. Porque ese aspecto me joroba cada vez más. Agosto con gazpacho, buen plan para navidad estival. Tomo nota.

      Un abrazo y feliz salida de Año, que de túnel lo veo más que difícil.

      Eliminar
  2. Si cada fuera Navidad no habría cementerios suficientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aspecto de las comilonas y depresiones crudas es, amén del consumismo, lo que me lleva a mal traer en estas fechas. La teórica obligación de comer de más, consumir de más y añorar de más.

      Un abrazo y que el año llegue de puntillas o ruidoso, pero que nos pille con el corazón ansioso de seguir latiendo.

      Eliminar
  3. La navidad la viste cada uno a su manera, hay personas a las que la navidad les dura todo el año, en cambio, para otras, nunca existe navidad.

    Deseo que tengas una feliz salida de año, y que el amor, la paz, y la felicidad, inunden tu alma durante todo el año 2014.

    ¡Feliz año!

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la diversidad está el gusto. Me sabe fatal que este año se haya tenido que vestir de austeridad en muchos hogares, pero el deseo de armonía y paz en las familias cuesta poco. Por eso puede durar todo el año.

      Mis sinceros deseos de que en año que está por llamar a nuestras puertas nos encuentren con la mirada abierta a la esperanza, y en un estado de serenidad alegre.

      Un beso, María. Feliz Año. Que sea el mejor para ti.

      Eliminar
  4. La Navidad se ha convertido en la fiesta familiar por autonomásia, aquella en la que todas las familias trtan de reunirse, de agrupar todos los suyos y se recuerda y brinda incluso por los ausentes.
    Sería grato que el espíriti de paz y concordia, durase todo el año y la conciencia nos reclamase ese deseo siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es grato creer que el espíritu de la Navidad se vive en camiseta o con rebeca de canalé. Porque es posible.
      Los ausentes velan porque la unidad siga, y ese sentimiento de colmena no se detenga, ni se ahogue, si se diluya. Quiero creer. En mi ilusa percepción de que lo importante muchas veces no tiene presencia física que lo acoja.

      Un abrazo y feliz salida de año. Mejor entrada, cómo no!

      Eliminar
  5. Has tenido que ser muy buena para que Papá Noel te haya traído tantos regalos. Me pongo bizco pensando en los que pueden traerte el día cinco por la noche, ya que son tres los que reparten el peso.

    La Navidad no es lo que era, se podría decir. Pero aún hay algo de bondad y cariño para repartir entre presentes y ausentes a la hora de la cena.

    Os deseo lo mejor para esta Nochevieja y para un año 2014!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La navidad es la excusa para apretar los resortes de la convivencia amable con los allegados. Se engrasan con pequeñas cosas y diminutos gestos.

      El sofá albergada 32 minudencias, una para cada uno de los miembros de la colmena.

      Yo deseo lo mejor para ti y los tuyos. Y un sensacional 2014!. Un beso, Antón.

      Eliminar
  6. No, cada día noooooooo, por favor
    2014 abrazos, o menos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo dejamos en cuatro veces. Una por estación. Entre flores, con botijos, sobre hojas caídas y ante una chimenea grandísima.;-). Menos no, caramba con las rebajas.

      Un abrazo sentido que valga por muchos. Feliz 2014, Amando, que ya entró de rondón entre burbujitas y bellos deseos.

      Eliminar
  7. El espíritu es el polen de esas abejas. El alma, el pensamiento, el sentimiento, forjan el carácter de todas ellas. Sentir, es lo que diferencia al hombre, de las máquinas y de los muertos en vida. Me gusta leerte, me hace pensar. Feliz año 2014. Aries

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El espíritu de la colmena es eso. El carácter de cada miembro tiende a conservarlo. Expandiendo, como el polen, la vida más allá del radio de acción de las propias semillas.

      Gracias por leer. Lo mejor para ti en este año que se coló de contrabando a través de un texto navideño, con olor a miel. Un abrazo y feliz 2014!

      Eliminar
  8. Feliz 2014 Albada.

    Que sea un año magnífico para todos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lo sea de verdad. De momento, y para abrir boca, el sol ha salido juguetón, cálido y amable, peinando de luz los excesos de la noche.

      Un beso, Toro. Precioso 2014 para ti y los tuyos!.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Gracias a todos, en especial a ti.

      Un beso.

      Eliminar
  10. Pues me apunto, con un poco de retraso, a esta Navidad de la ternura. Y me la llevo conmigo para subir, con ella, la cuesta de enero y vivir, con ella también, todos los días de este año nuevo que acabamos de celebrar y al que ahora, una vez se van apagando los ecos de los fastos y los oropeles, hemos de hincar el diente. Abrazos.

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.