jueves, 13 de febrero de 2014

El amor se escribe sin rima

Esculturas de Jassans.
Vivió el amor. Leyó,  devorando de forma incansable, sobre todos los tipos de amor.  
Pasó el tiempo. Se enamoró del hálito de esa tinta, donde la sensación de amar planeaba sobre los personajes, reales o ficticios. 

Llegó a la jubilación entre libros y poesías, los trajines de la notaría, y la trastienda de los museos. La conocí a sus setenta abriles, con su sordera, sus cataratas seniles sin mayor trascendencia,  y no pocos recuerdos,  que en alguna ocasión se avenía a compartir conmigo. 

A falta de hijos, y con un gato esquivo, mis visitas le regalaban un rato de irrealidad, donde abocar pesares, alegrías, y algunas anécdotas  que adornaban su corazón y sus sienes.

Un día, cuando pasaba las páginas de fotos en sepia, de un álbum también en color sepia, cerró súbitamente la tapa y se levantó. Ágil y apresurada, cogió un libro de la estantería de una vitrina donde, desde el primer día que estuve en su casa, yacía un caballito de cristal.

Me entregó el libro, diciendo – La realidad es  que el amor es pura literatura-, mientras reacomodaba  el caballo siempre reluciente junto a un cisne gris perla, de cristal también.  

Como me fue imposible no aceptarlo, lo dejé en la mesilla.  Se titula “Tres metros sobre el cielo”, primera obra de Federico Moccia. Que acabaré por hojear, un día de estos.

No sé cómo, recordé algunas frases que han intentado definir  esa potencia que invade los sentidos,  cuando el amor se atrinchera en los corazones, sin permitir que el desaliento, los verdugones de la vida, y los harapos de la piel, dejen ver la realidad. Entre ellas esta:

Amo como ama el amor. No conozco otra razón para amar que amarte. ¿Qué quieres que te diga además de que te amo, si lo que quiero decirte es que te amo? De Pessoa, Fernando.

Yo me digo algo similar ¿Por qué amar a esa persona y no a otra? Porque es así, sin nada que lo sustente más que el sentimiento que el que lo sostiene.

Cuando, con más alquimia que ciencia exacta, se produce la simbiosis de dos latidos, la eternidad  se queda prendida de ese instante.  De forma independiente a la duración del mismo. Porque es eterno en su durabilidad exacta.

Tampoco importa el devenir que traiga la vida a los actores, ni el pasado que arrastren en su pies, porque la potencia de lo vivido, permite un antes y un después. Dejando un poso a siempre, que permite reconocerlo, por revivirlo, aún cincuenta años después.

Según me ha parecido.

Igual sí que como dice Lola, el amor es pura literatura, y como tal, necesario para dar consistencia a la existencia, o al menos, dotarla de un valor añadido. Como decía Stendhal quizás con razón Ir sin amor por la vida es como ir al combate sin música, como emprender un viaje sin un libro, como ir por el mar sin estrella que nos oriente.

Quién sabe lo que late bajo los corazones almibarados de color rojo pasión, los días como hoy, en que la imagen de Cupido  nos obligan a hacer balance de lo sentido... locamente. 

25 comentarios:

  1. La vida sin amor es vacía, no me imagino la vida sin ese sentimiento, es el que nos hace caminar, nos da energías, la vida sin amor es como un libro sin páginas escritas, como un jardín marchito.

    Preciosa entrada en el día de los enamorados.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos permite caminar más ligeros, con mayor energía y más posibilidades de que la travesía sea a buen puerto.
      Gracias, María. y ya imagino qué pasó en tu blog. Debí comentar a una foto, lo que correspondía a uno de tus buenos textos.

      Un beso. feliz día para ti

      Eliminar
  2. Por cierto dejaste tu precioso último comentario en otra entrada, en la de un viernes fotográfico, no pasa nada, pero lo único no sea que vuelvas a mi blog y veas que no está tu comentario en la última entrada, es por eso.

    Otro beso, amiga Albada.

    ResponderEliminar
  3. La literatura sólo es un fiel reflejo de nuestras vivencias, anhelos, sueños, deseos, esperanzas, proyectos......
    Sin amor no hay nada de eso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin amor, entendido como el motor más poderoso, no hay nada. O nada que valga la pena emprender, recorrer, esperar, desear...

      Un beso, Alfred. Un perfecto día de San Valentín para ti.

      Eliminar
  4. Los días como hoy permiten echar un vistazo a nuestro alrededor para darnos cuenta que sin amor no somos más que polvo del olvido.


    UN SALUDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es en realidad lo que hace que nuestro paso tenga sentido. Lo que damos, lo que recibimos, lo que somos capaces de compartir desde el afecto.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Definir el amor me resulta imposible.
    Es una locura emocional que no dura mucho.
    Si, ya sé que eso no gusta pero es lo que hay.
    La gente lo niega, y bla bla bla.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un desbarajuste hormonal tal vez en cierta edad. Una locura transitoria, o indefinida. Y en efecto, tratar de definirlo es como intentar hacerlo con la belleza. Se siente o no se siente. Poco más. O nada menos, quién sabe.

      Un beso.

      Eliminar
  6. El amor tiene razones que la razón no comprende.
    Me ha gustado tu reflexión Alba
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si vamos a la búsqueda de explicaciones para cada sensación, nos quedaremos ahítos de ciencia, con la cabeza encendida, pero con los pies fríos. Te doy la razón.

      Un beso.

      Eliminar
  7. Buscarle explicaciones al amor es tan ruin como contar el truco de un mago, si lo que nos da es tan bello, ¡qué tanta ciencia!
    Y sí, es pura Literatura... Ayer me preguntaba, cómo alguien puede leer ficción habiendo tantas historias reales para conocer. Fue una pregunta tonta, lo acaba de confirmar tu entrada.
    Un beso grande.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscar tres pies al gato...para qué. Vivamos y punto. Si la vida te besa en la boca, con ese gusto a sangre desbocada, para qué más.

      En la realidad, cualquier parecido con la ficción, es pura coincidencia.

      Un beso grande, que las cortapisas y medidas las dejo para los científicos. :-)

      Eliminar
  8. Sí, claro, sentirlo ya es bastante, y no me pidas explicaciones... aunque yo siempre pienso en el enamoramiento; el que es tan intenso que no sirve razonar, como decía Ortega y gasset "nuestra conciencia se estrecha, empobrece y paraliza" pero el cuerpo...¡oh! es una maravilla lo que se siente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba...es que el cuerpo tiene sus propias leyes. Ahí, claro, todo es más explicable, comprensible, medible...
      Gracias por comentar, dando un punto de referencia a los sentidos tangibles, que las teorías, al final, es en la práctica donde se ratifican.:-)

      Un beso.

      Eliminar
  9. El amor es complejo, define muchas realidades y muchos pensamientos. Por eso muchas veces lo convertimos en palabra hueca llena de ecos de desamor.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué verdad es. Adornamos los ecos de lo leído, vivido, sentido, en un vano intento de dar forma a un recuerdo, o espejismo, o una añoranza de lo no sentido.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
  10. Querida Albada me dejas pensando y repensando tus palabras...
    Hoy en día paso por un momento en que entre muchas otros interrogantes me digo a mí mismo:"¿Por qué amar a esa persona y no a otra?" o ¿Por qué no debo enamorarme de otra mujer? Una dualidad que me caracteriza.
    Un beso sonoro va.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día puede hacerse uno la misma pregunta, y cada día puede contestarse lo mismo. -¿Y por no a esa precisamente? , - ¿Y por qué sí debo o no debo enamorarme de...?.
      No entiendo mucho, pero anteayer el Papa, en su condición de nula experiencia (imagino), decía algo así como: No existe la mujer perfecta, ni el esposo perfecto...y añadió de modo propio...ni la suegra perfecta.
      Seguramente el amor, siempre imperfecto, reside en no tener la necesidad de hacerse preguntas de esas.

      Un beso grande.

      Eliminar
  11. El hombre lleva milenios haciéndose la pregunta: ¿qué es el amor? Sócrates y sus amigos conversaron y conversaron el tema, Jenofonte dice que en la corte del Rey Ciro también se debatía acerca de su significado. En las mil y una noches se cuenta como hombres y mujeres hablaban acerca del amor y su significado.
    Yo creo que el amor hay que vivirlo simplemente, no necesito saber que las estrellas "son un objeto astronómico que brilla con luz propia y que están formada por una esfera de plasma", me basta con que estén ahí, en el cielo, para contemplarlas y disfrutar su belleza.
    No se lo que es el amor, solo se que amo y soy amado, y que, como dices, permite que un antes, un ahora y un después se conviertan en un siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es objeto de cualquier discusión, pero como dices, aun pudiendo diseccionar y contemplar las moléculas que integran la sensación, qué importa si se siente.
      El símil con el universo me pareció muy interesante, porque por más que sepamos o ignoremos sobre los cuerpos celestes y sus leyes, mirar el firmamento, en la noches estrelladas, nos produce el mismo placer y sensación de plenitud y pequeñez a un tiempo.

      Un saludo.

      Eliminar
  12. Hay miles de definiciones del amor, pero cada uno lo siente de forma diferente, por ese motivo hay que dejar libertad para este sentimiento.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haya tantas como maneras de sentir. El concepto amor, va desde el universal, amplio y abierto a todo lo que nos rodea hasta la focalización en una persona. El respeto a la libertad de manifestarlo es imprescindible..

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. La complicidad, es la horma, donde encajan dos amores a medida, aunque sean nuevos. Besos amiga, siembras paz con tus plabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu símil me resulta curioso, pero cuando pie y zapato son de piel, la complicidad hace que la adaptación sea perfecta.
      Si no nos equivocamos de número!:-).
      En serio, gracias por la lectura y por la sensación de sosiego que captas del texto.

      Un abrazo, Aries

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.