viernes, 21 de marzo de 2014

De rondón, la primavera.

Bodegón con flores oreja de ratón y rosas. Van Gogh

El calor iba alimentando las floraciones, depositando astenia en las pantorrillas, pañuelos en los estornudos, y una rebelión sobre los instintos.

Las nubes, juguetonas, empezando a retozar por el cielo, sin dar pistas de cuándo descargarían. Los jerseys jugando con los termómetros, y acercando a la memoria, dónde reposan los paraguas indecisos.

Cuando aterrizaron las primeras gotas , rotundas, entre ese viento oliendo a tierra mojada, se despeinaron sus pensamientos, recordando que la primavera llamaba a la puerta.

Con precisión suiza, la estación de las flores volvía a abrir las emociones a flor de piel, sobre todos los corazones. Hasta sobre los más los ateridos. Por desenvolver




22 comentarios:

  1. Siempre es un buen momento para despeinar los pensamientos y abrir las emociones, sobre todo si se trata de corazones ateridos. Buen canto a la primavera.
    ¡Floridos pensamientos Albada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar. A ver si despeinamos del todo los pensamientos más fríos y racionales y le damos una oportunidad a la primavera de las cálidas flores.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ya hemos cambiado de estación, ya tenemos la primavera en nuestros días, ya despedimos el duro invierno, tan frío, tan nostálgico, ya adornan las flores por nuestros jardines, y aunque según han dicho volverá el invierno estos días, solo es cuestión de tener en nuestro interior esa primavera que nos ilumine, siempre, no solo en la estación sino en nuestra mirada interior.

    Feliz primavera, Albada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa luz de la primavera dentro del corazón por siempre. Ojalá fuera fácil, posible y cómodo, pero a ello hemos de aspirar.

      Feliz primavera María. Un beso grande.

      Eliminar
  3. A ver si esta primavera nos alegra el corazón.
    Ojalá!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a por el sí, porque el "no" siempre lo tenemos, Toro.
      Feliz primavera para ti.

      Un beso.

      Eliminar
  4. Muy bonita bienvenida a la primavera; muy objetiva, pues haces alusión también a las alergias, a la astenia, etc. porque no hay estación perfecta para humanos tan complicados. Molesta el polen, pero...¿qué sería de los vegetales sin la polinización?.
    Claro, que ¡ dios nos libre de esas molestias!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una estación con trenes de mil colores, de variopintos olores y molestias a compensar con belleza.

      La polinización...qué haríamos sin ella, Cierto. Suerte de los antihistmínicos Un abrazo

      Eliminar
  5. Con qué delicadeza has descrito un momento cargado de emotividad y sentimiento ante lo que está por venir: la primavera.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que llegue llena de gratos momentos, mejores olores y excelentes sensaciones.

      Un beso, María Pilar.

      Eliminar
  6. O sea, que era ella quién llamó a mi puerta el día 20....? Lástima, no abrí, me estaba echando la siesta.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese tiempo, que nos deja a ratos somnolientos. Pero no te apures, cuando hayas abierto la puerta...ahí estará. Un día y otro...para alegrar la mirada.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Allá llega la primavera,
    acá, el otoño.
    Cambia la estación,
    cambia el clima,
    ¿cambiamos nosotros?
    Si la primavera nos alegra
    y el otoño nos pone nostálgicos
    es solamente porque
    aunque a veces lo neguemos,
    el ser humano es también
    parte de la naturaleza...

    Saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad ambas estaciones, primavera y otoño, se cargan de tonos en los colores, para recordarnos que formamos parte de esa diversidad. Con estaciones, como los campos y los bosques.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. La espiral de la vida sigue su curso, las estaciones se suceden, el ciclo de la naturaleza nos marca nuestro ánimo y esperando convertirnos en abono, disfrutamos de todo ello.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese final es seguro. Mientras llegamos a ser abono de nuevas primaveras, perfecto respirar el aire que nos trae cada estación.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Estoy tan ocupado en fotografiar flores por donde quiera que vaya que se me olvidaba decirte hola en esta primavera lluviosa.
    No te puedo incorporar una de esas fotos 'primaverales' que se captan tras la ventana.
    Hoy hace sol. Si dura, a la tarde me iré al parque.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Captar la belleza de una flor. Qué simple parece y qué maravilla puede crearse al plasmarla.
      Si dura el solecillo, si se pone a llover, si hay que coger la chaqueta, o si sobra la manga larga..qué variedad de estaciones se juntan en cada día primaveral...
      Pues a por ella!. Que disfrutes de la fotografía!.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Y por estos lares llega el frío, con toda su magia, con todos sus colores e ilusiones de mañanas soleadas. Que se vaya el calor, que se vaya para el norte y que se quede un buen tiempo allá.
    Un beso, Albada.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será bienvenido el calor, las luces y las mañanas soleadas. La magia de los atardeceres se vestirá de gala para dejarnos el retazo de los días largos para revivir la primavera.

      Un beso, Humberto.

      Eliminar
  11. Me uno gozoso a tu marea primaveral. Que irrumpe puntual como todos los años y nos remueve por dentro con todos esos síntomas que tan bien explicas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francisco.
      Hoy no ha parado de llover por aquí, pero forma parte del juego de renovación de vida.

      Un abrazo.

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.