viernes, 7 de marzo de 2014

Día 8. Mujeres bajo la luna

Foto de bosquimana. Foto de Google

Los materiales estaban por doquier. Cada uno con una composición química. Cada órgano con una finalidad. El plan perfecto para un salto cualitativo estaba en marcha. 

En la cuna de un continente oscuro, las fuerzas de la evolución danzaban, bajo una piel de mujer.

Por adaptación al medio, o por necesidad de subir escalones para no quedar pegada al suelo, Eva fue adquiriendo la redondez de la luna. Sin ser esfera, sino sinuosamente curvada.

Adoptó las suaves formas de las olas, o de los campos de cereales al viento, para poder sentir el trémulo mecerse de las hojas, y de las olas. Sin ser débil, sino flexible.

Incorporó la adhesión de las enredaderas, para poder fijar raíces. Sin renunciar a poder dejarlas morir, sino pudiendo mudar de suelo.

Adquirió la mirada de un ciervo y la suavidad de una pluma, para poder ser caricia y canción de cuna. Sin perder la dureza de diamante, sino usándola para resistir las inclemencias.

Llegó a enfrentarse al rojo ardor del fuego  y la blanca frialdad de la nieve, para ser calor o sombra. Sin quemarse, o ser de hielo, sino fundiendo las emociones en el devenir de los tiempos.

Las mujeres, descendientes de Eva, como esculturas imperfectas de mil materiales, hemos de estar orgullosas de ser complejas. Lo necesitamos para seguir avanzando, sin desfallecer.

Las zancadillas siguen merodeando, como las fieras, bajo la noche estrellada, de un continente, ahora infinito.


Óleo de Omar Ortiz
Felicidades a todas las mujeres. Por ser.



9 comentarios:

  1. Gracias por la felicitación, otra para ti. La mujer sin el hombre no está completa y viceversa. Hay culturas y mentalidades, que no entienden del equilibrio, entre hombre y mujer. Respeto e igualdad para ambos. Besos fuertes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Pronto, deseo, la luna será testigo, de que somos complementarios, por iguales en derechos y obligaciones, por ser imperfectos en la sabana africana, y perfectos para sobrevivir sin necesitar pisarse el uno al otro.

      Un sábado pluscuamperfecto para ti. Un beso, aries.

      Eliminar
  2. Vaya entonces mi saludo, en este día, a Artemisa, la diosa de la Luna (y las demás olvidadas deidades femeninas: Isis, Ishtar, Baalat, Astarté, Atenea y la oscura Lilith...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegará a todas las que cobija cada mujer, que aun no siendo deidad alguna, comparte el periplo de perdurar.

      Un cordial saludo, Jenofonte.

      Eliminar
  3. feliz día y hermoso tributo a las mujeres.
    abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
  4. Felicidades a las mujeres por serlo y a los hombres por poder convivir con ellas.
    Un abrazo, Albada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades pues. La gracia de la convivencia, tal vez sea el respeto por las diferencias, que enriquecen al conjunto.

      Un abrazo, Macondo

      Eliminar
  5. Estamos hechos para ir codo con codo, pasear por la vida de la mano, nadie delante, nadie detrás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.