martes, 10 de noviembre de 2015

La ternura

Tomada de internet


La vida, para comerla, 
para sentirla, para gozarla, 
mientras se tenga y pueda. 
Hasta la última gota.
Aunque parezca que duela.

Romped los aparadores, 
desprecintad compuertas.
Abrid los grifos de la ternura, 
descerrajando los porticones
... de la impostada mesura.

Dejad resquicios libres, 
entre la coraza que aprieta,
entre las maderas duras,
para que quepan las risas
de las mejores locuras.

4 comentarios:

  1. Locura tierna, divina, esencia de gozo, vida latida.

    Me encanto tu poema, mi preciosa Aldaba, en cuanto vi el titulo en mi Reader me vine volando.

    Un beso muy dulce de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy dulce, María. Creo que la ternura es la base de pan sobre la que construir los mejores alimentos por degustar.
      Es la puerta de las compuestas a la pasión y el gozo de estar vivo.

      Un beso, dulce María

      Eliminar
  2. En ese loco instante, en que se abren todas las posibilidades, corre, vuela, alcanza las sensaciones de compartir la vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos momentos de magia en la ternura, a desplegar las alas, de los vuelos libres. Y a la porra la cordura.

      Un beso

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.