jueves, 3 de diciembre de 2015

Lágrima cautiva

Tomado de Google

Se formó despacio.
Maduró en silencio.
Esa única lágrima nació como si nada.
Solitaria, interna, inmensa y desalada.
Tejida con hilos de esperanzas rotas
y de realidad contrastada.
Savia de tristeza de un devenir que la arrincona.
La sorbí con mis labios, 
cuando aterrizó en mi boca.

2 comentarios:

  1. Una lagrima furtiva,
    nos trae una llamada,
    pues una pena triste,
    se forma tras una mirada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una furtiva lágrima
      sonaba en la radio.
      Se había ido formando
      para nacer rodando.

      Un beso

      Eliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.