miércoles, 23 de marzo de 2016

Un libro de Goytisolo

El exiliado de aquí y allá es la novela corta que he acabado hoy precisamente. Es una crítica, mejor sátira diría yo, sobre el uso del terrorismo y del miedo que generan el radicalismo religioso junto a la ambición de poder.
El protagonista resulta ser alguien, a quien resucita Goytisolo de la novela previa Paisajes después de la batalla.   Ese mismo Monstruo del Sentier, el que moría en un atentado de los Maricas Rojos, regresa veinticinco años después para saber por qué le han matado con una bomba lapa que llevaba pegada a su gabardina. 

Imaginen un personaje poliédrico,  terrorista, eso sí,  formado un imán y a la vez una Alicia pornográfica, por un lado, y por otro a un  Monseñor Amante de los Niños (como pedófilo que cultiva su afición en una red de orfanatos), que a ratos es un rabino de tirabuzones en forma de rasta. Esa amalgama  apunta a una siniestra alianza de civilizaciones, donde la gracia está en causar miedo a que haya atentados. 

Todos son mutantes, y hasta el protagonista cambia a ser la Rapera Encoñada en ocasiones. Al final eso de matarse o no, para quien ya viene del más allá, es igual que estar en el más acá o en un limbo 

Son muchas voces, con medios de comunicación del siglo XXI mezclados con latinajos o mitines de vecindario. Es acidez rezumando  coherencia interna en el mundo globalizado de terror global. Lúcido y desternillante, es la reflexión más libre y disparatada a la vez sobre la realidad actual. En cuanto a los atentados de París hace poco,  y el de ayer, en Bruselas.

Je suis...pacific. Esa es mi religión y mi etnia.



9 comentarios:

  1. Qué casualidad de lectura, salvo que la hayas empezado después del atentado.
    Lo más asqueroso de este mundo pueden ser los terroristas y los pederastas. Mucho después vienen los políticos y las ratas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en el orden indeseables. Es un libro que había cogido de Centre de lectura, junto a otro de Goytisolo, el arte de la novela, y leerlo, a pesar de ese tono jocoso y sarcástico, me hizo reflexionar en qué intereses pueden estar escondidos tras movimientos terroristas.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Me quedo con tu última frase y con la necesidad de ponerme a leer el libro de inmediato :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te respondo hoy. Este blog se puso tontito. Sin duda has disfrutado de la lectura. Entre otras cosas, por la lucidez que rezuma pero sobre todo por el humor ácido con el que se ha escrito

      Un beso

      Eliminar
  3. Ya tengo ganas de leerla.
    A ver si la pillo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ehhhhhhhhhhhhhhh... y mi comentario????????????

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Ponen un gramo de humanidad a este lado de la pantallita blanca. Por eso, son siempre bienvenidos. Gracias por leer.